Busty Robin fotos tetas grandes

Las tetazas de Busty Robin merecen ser expuestas en el MOMA de Nueva York, en el Louvre de Paris o en El Prado de Madrid. No hace falta ser comisario de arte para darse cuenta de ello. De momento a la pobre la han relegado a esta especie de galerucha de segunda B en la que se ha hecho estas fotos de sus tetas, con ese cuadro rojo abstracto de dudosa calidad artística detrás, como para disimular. Seguro que si Gao Ping -el estafador chino que iba de comisario artístico- hubiese descubierto a Busty Robin a tiempo, hubiera mandado construir un museo en honor a sus tetonas excelsas, para después producir en masa réplicas chinas de sus tetazas en porcelana a 0’60 céntimos de euro. Pero ahora ya es tarde para eso. Gao va a pasar una larga temporada en la trena.

Así que mientras todo esto pasa, Busty Robin se limita a enseñar al mundo por qué sus tetas naturales, con esa forma peculiarmente puntiaguda, son dignas de aplauso y reconocimiento por parte de la crítica. Sus tetazas son puro arte, esculpidas con la curvatura perfecta, en plena harmonía con el resto de su cuerpo. En concreto, de su culazo redondito y respingón. Compitiendo con sus enormes tetas están esos ojos azules suyos, que son como dos luces entre tanta oscuridad artística en los tiempos de hoy. Ay, Busty Robin, cuando te presentas con las tetas al aire estás para enmarcarte.

busty-robin-fotos-tetas-grandes-01.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-02.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-03.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-04.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-05.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-06.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-07.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-08.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-09.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-010.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-011.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-012.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-013.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-014.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-015.jpg

busty-robin-fotos-tetas-grandes-0161.jpg