Toda una especialista en el sexo interracial, Katie Kox es una chica tetona que empezó en esto del porno por el 2009 y que lo hizo a base de grabar escenas con hombres de color. Cabe decir que esta joven pornostar de 25 años está operada, pues al parecer aumentó el tamaño de sus pechos unas cuantas tallas con el fin de resultar más atractiva para el público masculino, y no hay duda de que consiguió su propósito.

Aquí os dejo con una escena suya para la peli “Interracial Fuck Sluts” siendo follada por el bien armado Richard Mann, un vídeo de sexo duro donde entre otras cosas podemos disfrutar de su buen melonar.