Hay ciertas profesiones, o situaciones en la vida real que nos dan mucho morbo a los hombres, una de ellas sin duda alguna, la de poder follar, o mejor dicho, ser follado por una profesora calentorra y por supuesto buenorra. Ella es Lisa Ann, y su alumno está a punto de experimentar en sus propias carnes, su lado más cerdo y salvaje, Lisa, es su primera profesora sexual.